lunes, 3 de noviembre de 2008

SALVEMOS ECUADOR (2): MILTON FRIEDMAN EN CARONDELET

"Y entonces Bruce Lee hizo así... ¡fiu, fiu!"

Escucha este Artículo en Audio


Quisiera haber escrito la continuación del post de una manera más literaria, con flema retórica a modo de fábula del mandatario consultando oráculos ectoplásmicos, pero me temo que esa fachada retórica, en los ojos de algunos ortodoxos, reduciría seriedad al tema, y ese es un riesgo que, en este momento, no estoy inclinado a asumir... And then, again, What the heck! ¡A la mierda los ortodoxos! Si me comprenden: ¡qué bacán! Si no lo hacen, qué se busquen un diccionario de jodas, o se suscriban al onanismo intelectual de la gacetilla oficialista que llaman El Telégrafo, a ver si algún día deja de costarnos dinero a todos y se financia, como corresponde, con los sufridísimos aportes de sus lectores.

CORREA:“¿Milton Friedman…? ¿Qué clase de broma es esta?” preguntó, visiblemente alterado, el mandamás mientras revisaba la estancia de arriba abajo buscando una cámara. “¿Ricardo? ¿Ricardo? Cómo estés grabando esto, vas a pasarte las próximas 10 reuniones del buró cepillando las cejas de Fernando”, gritó colérico, mientras gesticulaba amanerado, índice acusador apuntando hacia un espejo rococó, con marco Luis XVI, que contrastaba con la austeridad, y la modernidad, del resto del mobiliario del salón E S C.

FRIEDMAN:“Rafael, no te alteres. No hay cámaras escondidas en el salón E S C. Sólo respuestas. Siéntate y pregunta.”

El marcado acento neoyorkino no impedía percibir cierto muchacheo paternalista en la gutural voz de ultratumba del extinto premio nobel de economía 1976.

FRIEDMAN: “Es obvio que tienes preguntas y que, por alguna extraña razón que desconozco, yo soy el que tiene las mejores respuestas. No estaría aquí contigo si no fuera así. El Salón ESC nunca se equivoca.”


Rafael peleaba, infructuosamente, con la puerta del salón. Un papelito manuscrito se deslizó por la rendija inferior: “Nadie sale del salón sin respuestas. Pregunta y serás respondido.” Un gesto fanescado entre resignación, rabia, frustración y estreñimiento, se apoderó del fotogénico rostro del maestro en satrapías. Respiró profundamente y, como era su costumbre, contó hasta 10000 para serenarse.
En definitiva, yo mismo fui quien pidió asesoría a los Gupichaquis. Además, siempre quise decirle las cuatro verdades al pitufo monetarista este… pensó

CORREA:Está bien. Escucharé lo que tenga que decirme, Sr. Friedman.

FRIEDMAN: “Eso está muy bien, hombre. Ponte cómodo. ¿Quieres un tintíco? Aquí lo preparan de primera. 100% Arábigo de Jipijapa, con un tostado torrefacto especial premezclando los granos con panela en los hornos de tueste. Es espectacular, incluso celestial. ¿Una tacita?”

CORREA: “Siendo de Jipijapa…, tomaré una tacita. Negro, sin azúcar.”

Un penetrante aroma a exquisito café recién hecho invadió la totalidad de la estancia. Por un momento lo único que se escuchó fue el campaneante sonido de las cucharitas al girar en las tacitas de porcelana.

FRIEDMAN: “Pues tú dirás, Rafael. ¿Qué quieres preguntarme?”

El delicioso sabor del café había relajado al funcionario.

CORREA: “Mire Friedman…”

FRIEDMAN: “Milton, por favor, prefiero el tuteo. Ayuda a limar asperezas a la conversación…”

CORREA: “Mira…, Milton” prosiguió a regañadientes, “No sé cómo funcione esto. Venía listo para una sesión de frotamiento de lámparas y que el genio me concediera 3 deseos como la última vez que me reuní con los Gupichaquis… La Toma del Poder, El Derrumbe del Capitalismo, Conocer a Fidel… todo se ha cumplido como pedí. Quería 3 deseos más…”

FRIEDMAN: “Me temo que esta es otra vaina completamente diferente. No tengo poder para otorgar deseos. Sólo respondo preguntas. Pero, una curiosidad: ¿por qué no pediste prosperidad para el Ecuador y el mundo o cosas así?

CORREA: “No pude. Era incompatible con el deseo de derrumbe del Capitalismo, así que tuve que elegir.”

FRIEDMAN: “Ya veo. Bueno, aquí estoy. Dispuesto a ayudarte.”

CORREA: “Ok. Yo sé que Ud.… digo, tú, asesoraste a Pinochet para que Chile se convirtiera en la potencia económica que es hoy.”

FRIEDMAN: “Hombre, tanto como asesorar… Me limité a responder por carta con mi opinión sobre la situación Chilena dando unas recomendaciones.”

CORREA: “¡Pero Pinocho era un dictador! Un asesino infame con casi 3000 muertos y desaparecidos a sus espaldas…”

FRIEDMAN: “…Con autoridad como para aplicar las medidas necesarias que ayudaran a millones de Chilenos a prosperar. Repudiaba sus políticas totalitarias, peor sus represiones asesinas, pero ¿cómo negarme a recomendar libertad económica? No estaba seguro que me hiciera el menor caso, pero creo que los Chilenos merecían, por lo menos, el intento. Además, más de 9000 desaparecidos y asesinados tiene Castro y, si me hubiese pedido asesoría, se la habría dado también. En cualquier caso, no perdamos el tiempo conmigo. ¿Qué quieres preguntar?”

CORREA: “Quiero saber si el petróleo va a subir de precio.”

FRIEDMAN: “Mira, Rafael, no soy adivino pero, la reducción de los precios petroleros es consecuencia de una contracción del consumo y las necesidades del primer mundo y el desaceleramiento del ritmo de crecimiento económico de los principales mercados emergentes (los países BRIC: Brasil, Rusia, India y China). Si a esto le añadimos que, tal y como ha resultado evidente una vez que los capitales especulativos han desaparecido de la ecuación petrolera, el precio del barril estaba artificialmente inflado y no correspondía a la demanda real de las necesidades planetarias, no apostaría por una subida.

Si, adicionalmente, tenemos en cuenta que una de las medidas más esperadas que surgirá de las reuniones para establecer nuevos parámetros financieros mundiales, tiene que pasar, ineludiblemente, por prohibir el retorno de la especulación financiera al mercado petrocarburífero (se habla de restringir de tal forma el acceso estos mercados, que sólo sean empresas del ramo y gobiernos los que directamente participen, sin intermediación financiera, en la compra venta de crudo o incluso derivados), el panorama de un incremento en el precio del barril de petróleo resulta poco menos que utópico.

En cualquier caso, nunca se sabe: tal es el poder de los capitales especulativos que puede que le hagan un favor a Ecuador como país y eviten el consenso, hasta ahora homogéneo, que intenta apartarles de este ramo de los mercados bursátiles.”

CORREA: “Chuza… Vaya respuestita. Un simple sí, o no, me habría bastado.”

FRIEDMAN: “Respondo de lo que sé. Adivinar el futuro es cosa de otro tipo de asesores.”

CORREA: “Ya veo. Entonces no puedo preguntarte si nos va a afectar la crisis internacional, pero podría preguntarte cuál es tu opinión al respecto…”

FRIEDMAN: “Mi opinión me la puedes preguntar siempre, incluso predicciones evidentes: te puedo asegurar que la crisis internacional va a afectar al Ecuador, eso es obvio, y sobre mi opinión, observo algunas amenazas visibles:

El precio del petróleo es una, claro. La dificultad para buscar financiación externa es otra muy evidente porque no se trata de ninguna conspiración en contra del Ecuador ni forma parte de un complot internacional dedicado a destruir al Socialismo del Siglo XXI. Es, sencillamente, la consecuencia de una reducción en los capitales disponibles para cualquier proyecto público o privado, y la subsiguiente contracción del crédito a nivel planetario.”

CORREA: “Sí, de eso estoy consciente. Por eso mis propuestas en la Cumbre de Presidentes en El Salvador pidiendo la creación de una reserva monetaria y de un banco comunes a través de los cuales los países latinoamericanos puedan enfrentar mejor cualquier crisis financiera que se presente a nivel internacional; y no olvides la creación de una moneda electrónica, dependiente de una “canasta” de monedas nacionales para las economías de América Latina que dejarían de depender del dólar y del euro…”

FRIEDMAN: “Se han pasado media vida criticando y vilipendiando a los organismos Multilaterales (FMI, Banco Mundial, etc.) que, ahora que parecen condenados a desaparecer, me resulta incomprensible plantearse la necesidad de clonarlos a la criolla con Bancos del Sur, Fondos de Compensación, y otras veleidades que, por muchos recursos que depositen los Estados para garantizarlos, de igual manera necesitarían salir a buscar capital privado para financiar los créditos que pidan los países, a los deprimidos mercados financieros del exterior. De momento, tu propuesta, Rafael, me suena anacrónica y con serios tintes políticos de revanchismo antiimperialista, más que como una solución viable a las necesidades de la región.”

Rafael frunció el ceño y quiso responder airadamente al comentario, pero Milton prosiguió con su análisis.

FRIEDMAN: “Hay otras amenazas evidentes también consecuencia de la recesión mundial: una reducción del consumo mundial de bienes y servicios, en general, puede perjudicar las exportaciones ecuatorianas. Al contrario de lo que has manifestado, indicando que los países más afectados por la crisis serían aquellos con TLCs con Estados Unidos, en mi opinión se da exactamente la situación contraria: El mercado Estadounidense saldrá a buscar productos mucho más baratos que hasta ahora. No hace falta ser premio nobel para entender que lo primero que harán será restringir las importaciones más onerosas provenientes de países con los que no tengan acuerdos comerciales.

Otra potencial amenaza, también producto de la recesión, es un recorte en la recepción de remesas de los emigrantes. Si bien para el Estado estas remesas, en impuestos recaudados no suponen grandes cifras, el dinamismo que esa riqueza, generada usando recursos de otros países y para luego gastarse aquí, le daba a la economía ecuatoriana, no es un asunto que pueda ser despreciado. El efecto de un recorte en los más de $3000 millones que llegaron a recibir, más el retorno de migrantes que tendrían que incorporarse a subsistir en la economía nacional (aunque, en mi opinión este retorno, si se da, no va a ser masivo: parece que los migrantes prefieren quedarse a malvivir en el exterior, así no cuenten con un trabajo estable, antes que regresar en las circunstancias actuales), puede provocar una recesión interna muy complicada de resolver.”

CORREA: “Ya, ya, ya… toda esa cantaleta ya la conozco. Yo también soy experto en Economía, ¿recuerdas? Me estoy cansando de tanto análisis. Yo soy un hombre de acción. Necesito soluciones concretas para financiar el presupuesto del Estado. ¿Tienes Alguna que me sirva?”

FRIEDMAN: “Creo que la pregunta es incorrecta, Rafael.”

CORREA: “¿Incorrecta?”

FRIEDMAN: “¿Tu objetivo es financiar el presupuesto del Estado, o el bienestar de los ciudadanos?”

CORREA: “Las dos cosas. Lo uno no es incompatible con lo otro.”

FRIEDMAN: “Eso es discutible. Está bien que quieras proteger a tus compatriotas de la misma forma que un padre lo hace con sus hijos, pero un buen padre no se dedicará a pasarles la mesada toda la vida, sino a procurar que sus hijos se formen y aprendan a cometer errores tomando sus propias decisiones.”

CORREA: “Y ¿qué tiene que ver todo eso con tener financiado el presupuesto?”

FRIEDMAN: “El planteamiento es erróneo. No se puede empezar la casa por el tejado. No puedes decir: necesito $100,000 millones, a ver de dónde los saco. Hay que sincerar la economía.

CORREA: “¿Qué propones?”

FRIEDMAN: “Que Ecuador salga de esta crísis fortalecido, enrumbado en el camino hacia el bienestar de todos sus ciudadanos. ¿Te interesa?”

Continuará…

7 comentarios:

Libertario dijo...

Muy bueno lastima que la conversación nunca se dará, lo que tenemos a cambio son besos y abrazos con el teniente coronel Hugo Chavez Frias cada 15 días.

Juan Montalvo dijo...

Realmente preocupante que no se den espacios para, por lo menos, teorías diferentes a los postulados castrochavistas del gobierno. Creo que, hoy más que nunca, debemos reivindicar las posturas liberales en defensa del beneficio ciudadano.

Los desastres del megaintervencionismo no pueden arreglarse con más de lo mismo.

Creo que existen circunstancias que nos favorecen en esta crisis y podrían convertir, de forma visionaria, todas las amenazas en oportunidades para construirnos un progreso duradero, o al menos establecer las bases para ello.

No sé lo que demore en exponer los planteamientos que tengo en mente. Quiero, antes, hacer un post dedicado a la infame muestra de terrorismo mediático de estado que el Presidente nos obsequió hace unos días (la nueva cadena sobre los incidentes de la UCSG).

Gracias por tu visita.

alfredov dijo...

Insisto en que la verdadera revolución inició el 28 de septiembre, cuando un reducido pero importante 36% de personas que acudimos a las urnas dijimos NO a esta metedura de dedo.

Parafraseando a León Roldós, nos "COJUDEARON" a todos, lástima que a algunos les encantó (que les hagan cojudos o que les metan el dedo, eso hay que preguntarle a cada uno) y a otros nos despertó las ganas de salir de la pasividad y actuar.

En todo caso, debemos unir fuerzas para poner el dedo en la llaga cuántas veces sea necesario y sacar de la ignorancia a las personas que aún creen en "cánticos de sirenas".
Existen (por lo menos de lo que conozco) instituciones serias que pueden darnos una luz en esta época: Observatorio de la Política Económica, Instituto Ecuatoriano de Economía Política, Fundación Ecuador Libre, etc.

Este post tiene la particularidad de ser bastante claro y fácil de entender por personas de mediana educación. Algo que valoro, pues como dicen los metafísicos: "Cómo es arriba, es abajo". Las complicaciones las inventaron los ilustrados para burlarse de los demás mortales y ocultar su complejo de inferioridad.

Excelente y espero la continuación de "Salvemos Ecuador".

Un abrazo,
Alfredo V

José María León Cabrera dijo...

Qué curioso, estimado Juan, que el salón que no se equivoca lleve el mismo nombre que tu blog.

Dicen que no se debe decir "no tengo comentarios" pero es que no tengo más comentarios.

Saludos,

JM

Juan Montalvo dijo...

Lo de que el Salón ESC no se equivoca no se afirma como un dogma, es tan solo la opinión del Ectoplasma de Milton Friedman, debe ser que le caigo simpático al viejito...

En cualquier caso, no dispongo de conocimientos absolutos ni verdades patrimoniales y reconozco que me equivoco, y además, con frecuencia. Sólo aquellos que no hacen ni dicen nada se equivocan menos, aunque, mirado desde un punto de vista lógico, si no hacer ni decir nada fuese una equivocación, esos indolentes personajes, serían los que más se equivocan. Silogismos y serendipias...

Elio García dijo...

Hola, me gusta mucho tu blog. Soy un compatriota ecuatoriano que vivo en España desde hase muhcos años. Escribo para haser una recomendación a los muchos ecuatorianos que están expartiados como yo y que llamamos a nuestros familiares a menudo.

Yo uso los servisios de una compañía llamada Beone que cobra muy barata la llamada (4 céntimos a celular)

Basta con marcar el 902 030 030 , después 00, el prefijo y el número al que contactemos.

Yo hablo con Quito a menudo y estoy muy feliz por ello. Están todos los prefijos aquí.

http://www.beone.es/es/soluciones_beone/beabroad/

Saludos y felicdiades!

Fabricio Tedel dijo...

http://www.slideshare.net/jfcarpio/la-sociedad-libre-y-sus-beneficios-globales/

Las bases de la libertad y los desafios locales del Ecuador.

por Juan Fernando Carpio, recomendado

Related Posts with Thumbnails