jueves, 13 de agosto de 2009

DISCURSO DE POSESIÓN

Raúl: una siestecica a mis años, Mel: sin sombrero me siento desnudo...Hugo, soltando ventosidades de Guerra, Fernando: pues bien mirada esta Bachelet tiene un qué se yo...
Escucha este artículo en Audio:


Algún lugar de Latinoamérica, 10 de agosto de 2009

Estimados colegas de nuestra América y del mundo entero:

Cómo habrán observado, en el gobierno de la Revolución hemos invertido el orden habitual de los vocativos y nos dirigimos en primer lugar al pueblo, al que llamo soberano pero considero súbdito incapaz, necesitado, débil e indefenso que requiere de la intervención de sus dirigentes, preclaros visionarios, los elegidos, investidos de sabiduría universal, únicos capaces de determinar qué es lo mejor, el bien común, el sumak kawsay para todos y cada uno de los ciudadanos.

Presten atención a mi discurso porque voy a olvidarme de las demagogias del tradicional baratillo de ofertas, del bolsillo manirroto y el folclorismo de la máscara populista, para rendir cuentas a más caras virtudes del ser humano: la razón, la verdad y la libertad.

Presten atención, repito, porque voy a olvidarme de soflamas incendiarias y despojarme del encorsetado brasier mediático que sostiene, y alumbra, mi aureola de invencibilidad, para mostrar el cuerpo desnudo de la Revolución que proclamo y lidero.

Y qué mejor circunstancia para sincerarme con el mundo, que este acto de posesión, rebosante del boato necesario, el magnetismo preciso para rodearme de cretinos sin escrúpulos, estómagos agradecidos y colegas de paja en rabo, arrimados a la causa del corporativismo político que asegure acomodo majestuoso para sus no menos majestuosas y, salva sea la redundancia, acomodadas nalgas. Su sola presencia certifica la perversión de mis palabras.

Qué quede claro, que nadie se llame a engaño: cuando hablo de libertad, mi ejemplo permanente es la dictadura hereditaria de los Castro; cuando escuchen mi voz proclamando valores morales, mi ejemplo a seguir está en el Padre, no por sacerdote, Lugo; recuerden que cada vez que mencione transparencia en la financiación de campañas políticas, lo haré pensando en mi colega Cristina y sus incontables maletines; no pasen por alto, que mi idea de respeto por una Constitución la comparto con el delincuente errante de Zelaya, pero, sobre todo y ante todo, graben en su memoria, nunca lo olviden, mi modelo de progreso es el de mi amigo, mi mentor, el espejo donde me miro, mi co-mandante, el Coronel Golpista, Hugo Chávez.

Lo que hemos logrado, compañeritos, es imposible. En apenas 30 meses hemos conseguido despilfarrar lo que otros gobiernos no tenían ni en 6 años. La destrucción total de la institucionalidad, las nuevas y originales fórmulas de comercio político que comenzaron con manteles y prosiguen con el alquiler de asambleístas para satisfacer las miserables ambiciones de minúsculos egos que nos permitan callar las voces de cualquier oposición o relegarla a comisiones tan inútiles como intrascendentes.

Insisto, lo que hemos conseguido es imposible: 30 meses sin fiscalización. Hemos canjeado la anticuada imagen partidocrática de los alzamanos, por la vanguardista estampa de modernos metededos que ahora pulsan adorables botoncitos rosados al ritmo que impone el buró.

Lo que, no hace tanto tiempo, eran intolerables canonjías de presidentes sin sangre en la cara, hoy son aviones de paquete; los gastos desmesurados en propaganda partidista con fondos públicos, hoy son patrióticas campañas a favor de la revolución; eventos inaceptables como el piponazgo, han sido destronados por asignaciones de puestos a cambio de jugosos diezmos para el partido, con la inestimable comodidad de tener a las instituciones públicas actuando de cómodos agentes de retención; abusos de poder inadmisibles con otros presidentes, empequeñecen ante actos despóticos de intolerancia en la forma de detenciones caprichosas de ciudadanos haciendo yuca; el anticuado endeudamiento público ilegítimo con sospecha de enriquecimiento ilícito, es una travesura infantil comparado con pativideos y la carísima deuda, hipotecando nuestros recursos no renovables, disfrazada de facilidad petrolera.

No quiero que olviden, camaradas de lucha, a los sacrificados asesores que, en lugar de, como era costumbre, disfrutar de platos gourmet en restaurantes pelucones, se contentan almorzando cheques al portador (supuesta grabación del asesor, intentando sobornar a los policías, al momento de ser detenido) ; lo que ayer fueron serviles sometimientos a intereses imperialistas, se compensan con honorables viceministros y despeinadas asambleístas amistados con secuestradores, profesionales de la tortura y el asesinato indiscriminado;

Torbay, Verduga, Dahik,
todos palidecen ante la figura de Ministros de Estado y Embajadores protagonizando diarios íntimos de capos de la narcoguerrilla; el tan vilipendiado nepotismo de antaño hoy se reencarna en familiares directos con contratos multimillonarios y cortinas panameñas… Lo que hemos hecho, compatriotas, es imposible.

La historia no nos perdonaría olvidar que despreciamos TLCs con Estados Unidos y Europa, a cambio de alianzas incondicionales con Irán, Rusia y el “lucrativo” mercado de los países del Alba. Que nadie omita en sus almanaques nuestro retorno, previo pago de millones de dólares, a la OPEP para entregar, soberanamente, nuestro voto a políticas reductoras de extracción que nos perjudican como productor marginal.

Qué todos conserven, fresco en su memoria, que el infame bombardeo del ejército de una Nación, hasta entonces amiga, nos recordó que hay zonas de nuestro territorio donde nuestra soberanía está en entredicho con la presencia de ejércitos extranjeros, regulares o irregulares, armados hasta los dientes.

Nuestro mérito es imposible. No olvidemos que antes existían personajes considerados “dueños del país” por dizque controlar el poder judicial, hoy tenemos sometidas bajo nuestro modelo de jefocracia, todas las instancias del Estado, la división de poderes es un vago recuerdo en la bruma nebulosa de un pasado republicano.

Hasta nuestra toma del poder, ningún gobierno se atrevió a meter mano en los fondos del IESS de forma tan descarada. Hemos aumentado los impuestos y nuestra política más popular es el asistencialismo que heredamos de Mahuad, con el bono solidario. Calificamos de cantinflada la dolarización pero nos da culillo eliminarla.

Disponemos de medios de comunicación que controlan más del 45% del flujo de información televisiva, y monitoreamos (amedrentamos) a los medios usando el presupuesto publicitario estatal como caramelo o chantaje (según nos convenga), y al Servicio de Rentas Internas como fuerza de extorsión para los casos de mas difícil sometimiento; y, a pesar de disponer de todo el poder en nuestras manos, seguimos culpando a los medios de lo mal que apestan nuestras cagadas. Y todo en 30 meses. Imaginen lo que vendrá.

Algunos de Uds. Votaron por mí creyendo que era un socialdemócrata moderado y conciliador, un intelectual con ideas modernas de futuro: qué equivocados estaban.

Qué nadie se llame a engaño: les anticipo el giro fascista radical que vamos a darle a la Revolución.

De momento, para que no queden dudas, implantaremos el modelo Nazi: quien no recuerda el diario de Anna Frank y las persecuciones a los judíos y a aquellos que les daban cobijo en la Alemania de Hitler. Nada de eso se habría logrado sin el modelo de los Comités Barriales de Defensa del sistema. Convertiremos a los moradores de cada barrio, cada vivienda, en Espías y Delatores de sus vecinos sospechosos de contrarevolucionarios. La revolución será entonces irreversible.

video

Hasta la Victoria Secret compañeros! me voy que siento una tos en el pecho y creo que el hondureño Errante anda contagiando a todos la gripe porcina…
Veamos de donde sale la "original idea" de Correa:

Related Posts with Thumbnails