viernes, 4 de julio de 2008

IRRACIONALIDAD Y DISCRIMINACION: EL NUEVO MODELO ECONOMICO CORREISTA

Escucha este articulo en audio



Son días felices en Ciudad Alfaro. Los Asambleístas, contagiados de las imágenes de los jugadores de Liga en Maracaná, se abrazan y abrazan. Deportivos abrazos futboleros, solidarios abrazos por la libertad de Ingrid Betancourt, atropellados abrazos sosteniéndose para no perder el vertiginoso ritmo aprobatorio de artículos, y ahora, victoriosos abrazos por haberle ganado la batalla a los banqueros tirados a magnates televisivos.

¡Qué alegría tan grande! No caben de gozo: por fin podemos garantizar que esos sucios banqueros, dejen de usar nuestro dinero para atormentarnos con sus mensajes malvados lava-cerebros… Un momento: qué yo sepa los banqueros arriesgan su propio patrimonio para invertir en medios de comunicación, no el dinero de los depositantes. Si ese patrimonio ha sido mejor o peor habido, o si meten la mano en la caja del banco para sostener el negocio con préstamos blandos, o muy blandos, eso es algo que debería ser aprobado o desaprobado por los depositantes de ese banco, manteniendo o retirando su dinero en dichas entidades.

La realidad actual, por mucho que a las mentes robinhoodiescas de Alianza País le pese, es que, en Ecuador, el único que usa el dinero de todos para tener un medio desde el cual atormentarnos con su evangelio del buen socialista del siglo XXI, es el gobierno de Rafael Correa. Ejemplos como Ecuador TV, o el panfleto Granma-Pravdiano llamado El Telégrafo, son incontestables.

Asambleístas en joviales abrazos. El Comercio.com


Reconozcámoslo, esta norma es una de las muchas emitidas con dedicatoria y lacito en contra de ciertas personas que, nos gusten o no, son Ecuatorianos con nombres y apellidos. En concreto, la ley se dirige al Sr. Fidel Egas y su amazónica televisión, así como a la Familia Isaías y otros grupos relacionados con TC y Gamavisión. Lo curioso es que, tal y como está y de acuerdo a los nuevos textos ya aprobados por los asambleístas, el decreto sería, a todas luces INCONSTITUCIONALatenta claramente contra los derechos fundamentales que, además y siempre según el texto de la nueva carta magna, en caso de controversia legal, prevalecen sobre cualquier otra disposición o cuerpo legislativo. De acuerdo al Principio de Igualdad en la Diversidad y No Discriminación:

"Todas las personas son iguales y gozan de los mismos derechos, deberes y oportunidades. Nadie puede ser discriminado por razones de etnia, lugar de nacimiento, edad, identidad de género, sexo, identidad cultural, estado civil, idioma, religión, ideología, filiación política, pasado judicial, condición socio-económica, condición migratoria, orientación sexual, portar VIH, estado de salud, discapacidad, diferencia física o distinción de cualquier otra índole personal o colectiva, temporal o permanente."

No sé si han preferido, de forma voluntaria, dejar fuera de este extenso listado la profesión laboral, o el signo del zodiaco, y con esto justifican que un panadero sagitario pueda ser dueño de un medio de comunicación, y tenga por tanto, más derechos que un banquero, así sea tan sagitario como el panadero, al cual se le prohíbe tal derecho. Según parece, cuando hablamos de banqueros, estamos refiriéndonos a otro espécimen de ecuatoriano.

Gran parte de estas incongruencias se originan en esa irracional pero aparentemente bondadosa norma no escrita por la cual ser pobre es una virtud que debe ser protegida y fomentada, mientras que tener un patrimonio acomodado equivale a ser vil y explotador. En ese pensamiento lo único evidente es la inmadurez del individuo que lo profesa.

Un ejemplo muy claro de irracionalidad lo encontramos en el discurso de ciertos expertos que dicen que lo más destacable del nuevo programa económico es “poner al ser humano como el centro del desarrollo, ratificando la postura del actual gobierno de que el país vivió una larga noche neoliberal a través del modelo económico de libre mercado”.

Es absolutamente incongruente que el centro del desarrollo sea el ser humano, el individuo, y decidamos eliminar el liberalismo y estatizar la economía. De nuevo nos encontramos con un ejemplo más de cómo el folklore y las creencias dominan a la razón y los hechos contrastados.

Aquí la insensatez proviene de una definición estúpida del mercado. De acuerdo al tercermundismo mental que impera en el pensamiento oficialista, el mercado se visualiza como un grupo de empresarios, todos ellos de origen caucásico, más bien adiposos, con cierta tendencia a la alopecia quienes, impecablemente enternados, mientras disfrutan de un humeante cigarro acompañado de extravagantes copas de coñac francés, desde una oficina enmaderada con muebles clásicos y paredes repletas de representaciones pictóricas de sobrias y británicas escenas cinegéticas, posiblemente situada en algún rascacielos, se dedican a observar con desprecio a los humildes consumidores quienes, invariablemente, caen en sus diabólicas redes.

Escena cinegética que seguramente tiene Fidel Egas en su Oficina

Dejemos de lado el barroquismo escénico y pongamos claro, de una vez y para siempre, que el mercado no es otra cosa que la suma de millones de seres humanos tomando decisiones libres, realizando intercambios voluntarios y pacíficos con otras personas, en un entorno donde todos estamos obligados a respetar a los demás, sus posesiones (propiedad privada) y sus compromisos (contratos). El mercado es la democracia en su expresión máxima: el poder del individuo, la libertad para elegir. Cada individuo, cada día,en todo momento, tomando decisiones en libertad. De ahí el odio acérrimo que el Economista Correa le tiene a la DEMOCRACIA EXCESIVA: es la expresión máxima del mercado que tanto aborrece.

El cuento del grupo de caucásicos tomando decisiones por el resto de los ciudadanos, lejos de ser una representación remotamente válida del mercado, es lo más parecido al buró político que pretende gobernarnos. Lo demás: las pamplinas bienintencionadas y las normas ampulosas que nos endosan los constituyentes, no son otra cosa que recortes de nuestras libertades.

No entiendo por qué seres racionales que si tuvieran que someterse a una operación a corazón abierto preferirían 100 de 100 veces ponerse en manos de un cirujano, a ser posible con un alto grado de experiencia en operaciones similares, antes que en manos de José Francisco Cevallos, por muy buen arquero y mejor persona que sea, delegan la definición y redacción de la Carta Magna del país a un grupo amorfo pero representativo de indocumentados siempre listos para alzar la mano, por mucho sentido común y buenas intenciones de las que dispongan. Supongo que, bajo el mismo criterio, cuando sintamos que nuestro carro pueda tener una avería, lo haremos llevar a la cartomante más próxima para que nos entregue una pócima mágica que lo arregle.


15 comentarios:

Fabricio Tedel dijo...

Aaa, bueno yo no podría las manos al fuego para defender la legitimidad de las propiedades de los Isaías o de Egas... , reitero a los Isaías. Especialmente por las dudas, sospechas, rumores, que tengo con respecto a la relación que tuvieron con las crisis bancaria. Al final la deuda de Filanbanco, por ejemplo, la pagaron los contribuyentes (socializa las pérdidas, privatiza las ganancias), y al día de hoy la siguen pagando en un proceso de liquidación que no termina... lo que me provoca más sospechas.

Ahora, si ha de castigárselos que sea por corruptos y no por empresarios. Me explico, la propiedad privada es defendible o legítima de acuerdo al principio de no agresión o no fraude, la asamblea evidentemente no lo ve así, ve la "legitimidad" de acuerdo a la conveniencia del Estado. Hay una diferencia radical en el enfoque, aunque no dudo que hablamos de empresarios políticos (léase estatistas) reitero el caso de los Isaías (de Egas no estoy seguro, y carezco de la información adecuada para emitir un criterio, aunque lo que sí es que la crisis de los bancos guayaquileños mal no le vino). Aclaro, esa no creo sea la vía, condenar la riqueza, una vez más como casi todo de la asamblea.

Ahora, la comparación con Granma o Pradva no ayuda mucho a la exposición del argumento, no estamos hablando de comunismo leninista, sino de un reciclado del modelo estructuralista en el marco de la economía estatal ("social" le dicen) de mercado.

Mejor entender bien de qué se trata para combatirlo con mayor efectividad.

Es mi humilde opinión.

Juan Montalvo dijo...

Amigo Fabricio,

Mi mano tampoco se quemará por ninguno de esos personajes. Ni les defiendo, ni les acuso de nada. Lo que me molesta es la tendencia a distorsionar la realidad del oficialismo. Esta gente sólo sabe acabar con la enfermedad matando al paciente: si en la aplicación de la tercerización se dieron abusos: acabemos con la tercerización, si alguna vez un banquero fue corrupto, acabemos con la banca... en fin, lo de siempre. Me temo que confundes la realidad de lo sucedido con el caso Filanbanco: la socialización de las "supuestas" pérdidas, la asume el Estado, en parte por no haber sabido supervisar adecuadamente a la banca, pero principalmente, porque le da la gana. Los depositantes de un banco deben saber, y ahora creo que lo saben, que se trata de un negocio privado, con los riesgos que conlleva. A cambio de ese riesgo, reciben un servicio. No es obligatorio hacer depósitos en bancos. Si mi negocio quiebra, no va a venir el estado a asumir mis deudas, no sé porqué decidió asumir las de los accionistas del Filanbanco, Previsora, Popular, Pacífico, Progreso y demás. Tampoco entendería que asumiera las deudas del notario Cabrera de machala.

La mejor forma de combatir este tipo de situaciones es liberando la información. Que todos los bancos registren los créditos a empresas que estén vinculadas con sus principales, y que el público decida si desea que su dienro esté depositado en esas entidades o en otro lugar. Impedir que los banqueros, con su patrimonio legítimo como el de cualquier otra persona, aunque éste deba responder como accionista por las posibles pérdidas (igual que el de cualquier accionista de cualquier negocio) pueda ser usado en cualquier otra actividad, sólo hará que esos recursos impedidos de usarse, se transformen en consumo en lugar de en inversión.

Además, ¿qué pasa si estos banqueros no encuentran comprador para sus acciones al precio que ellos estiman justo? ¿Expropiación? Obligar a alguien a que venda, contra su voluntad, su legítima propiedad privada me parece aberrante.

Por otro lado, no entiendo porque, puestos a prohibir, sólo se ensañen con los banqueros. ¿Por qué no extender la norma a los políticos, cargos públicos, funcionarios...? En cualquier caso, sigo pensando que, en lo que se refiere a los medios de comunicación, esto se les va a ir de las manos. El futuro de la comunicación se asemeja más a mi blog que a una concesión estatal de frecuencias de onda, y si no, al tiempo.

Gracias por el post.

Fabricio Tedel dijo...

Si te doy la razón en general, y más específicamente en estos puntos:

"Esta gente sólo sabe acabar con la enfermedad matando al paciente: si en la aplicación de la tercerización se dieron abusos: acabemos con la tercerización, si alguna vez un banquero fue corrupto, acabemos con la banca... en fin, lo de siempre."

"La mejor forma de combatir este tipo de situaciones es liberando la información. Que todos los bancos registren los créditos a empresas que estén vinculadas con sus principales, y que el público decida si desea que su dienro esté depositado en esas entidades o en otro lugar."

"Por otro lado, no entiendo porque, puestos a prohibir, sólo se ensañen con los banqueros. ¿Por qué no extender la norma a los políticos, cargos públicos, funcionarios...?"

"En cualquier caso, sigo pensando que, en lo que se refiere a los medios de comunicación, esto se les va a ir de las manos. El futuro de la comunicación se asemeja más a mi blog que a una concesión estatal de frecuencias de onda, y si no, al tiempo."

Sí, lo mismo les digo a mis amigos de "izquierda" o que me chantan de "neoliberal", jeje, pero bueno...

Que por qué el Estado asume deudas, yo considero que es por mercantilismo -apoyo a la banca nacional como se dicen-. Pero matizo tu comentario, no sólo es que los clientes saben que hay riesgos, el empresario debe asumir los costos completos de sus riesgos, esa es una medida más radical que cualquier nacionalización.

Es decir, eliminar la dichosa "responsabilidad limitada" con la que me el empresario se blinda de asumir sus deudas con su patrimonio -declarándose en quiebra y asumiéndola el Estado, que en definitiva le pasa la factura a los contribuyentes.

Un cordial saludo, te agrego como blog amigo.

José María León Cabrera dijo...

Noam Chomsky y Edward Hermann en su libro Guardianes de la Libertad explican la intrincada y viciosa relación grupos de poder - medios masivos de comunicación.

En él nos ofrecen una comparación con datos y cifras precisas de cómo las grandes corporaciones necesitan directamente de pertenecer, de apropiarse de los medios que presentarán los hechos a las masas.

John Hopkins cuenta en el prólogo de su libro "Confesiones de un Gángster Económico" cómo una editorial le negó la publicación de su libro después de consultar con su dueña, una transnacional de la información.

Esta clase de conductas que no pueden ser negados, no sé si encuentren un remedio en este tipo de prohibiciones o todavía no estoy seguro si estas disposiciones antimonopólicas deberían contenerse en una ley que se aplique equitativamente sobre todos los grupos que acaparan mercados y crean condiciones desfavorables para la entrada de nuevos actores.

Lo más gracioso de todo esto es que esta prohibición ya está en la ley, lo único que están haciendo es subirla al rango constitucional. Por supuesto, la ley ha sido obviada hasta hoy.

Trato -pero no logro- de entender la motivación de la prohibición y de que sea una especie de salvaguarda de la información que llega a la opinión pública, porque me parece que estamos mucho acusando de censura al Estado pero muy poco a los grupos que manejan la información llámense periódicos, televisoras, etc.

Esto, repito, no significa que la disposición no sea patuleca.

Esa idea de que el Estado asuma las deudas de los banqueros fue una barbarie de los que ahora se rasgan las vestiduras gritando dictadura y retroceso, que no son otros que los buenos de los socialcristianos, demócratacristianos y demás especímenes políticos de derecha, en aplicación de un modelo neoliberal. Esto es apodíctico.

La AGD se creó no para garantizar los depósitos, como en Alemania, sino para que sea el deshuesadero de los bancos cerrados y, en una de las pocas frases lúcidas que le he escuchado a un cura en el Ecuador, "socializar las pérdidas, privatizar las ganancias", como bien lo señalaba Fabricio Tedel.

La idea creo que es clara, que se los castigue por corruptos, no por empresarios. Sin embargo ciertas prácticas empresariales se han prestado para el abuso y la corrupción tal cual sucedió con los señores Isaías que de inclusive tuvieron la cara de exigirle al Estado un vuelto de 400 millones de dólares.

Lamento no coincidir en el desarrollo de los medios de comunicación, pues tengo la triste sensación de que algún día las grandes corporatocracias tocarán a las puertas de estos espacios para intentar inmiscuirse en ellos.

Saludos,

JM

PD: En lo referente al mi anterior comentario, cuando dije "uds." me refería a Juan Montalvo y quienes opinan en este blog. No se me ha pasado la idea por la cabeza que Juan Montalvo sea un grupito de redactores calvos y de lentes de culo de botella que escriben un sinfin de artículos para el blog. Saludos.

Juan Montalvo dijo...

Admirado José María,

No sabes la alegría que me da comprobar que, tal y como yo intuía, eres un librepensador que no cierra sus opciones al conocimiento y bebe de diversas, a veces incluso antagonistas, fuentes del saber. Es un comportamiento que, de ser imitado por muchos compatriotas, nos serviría para mejorar exponencialmente la situación socio-económica de nuestro Lindo Ecuador.

Yo también, en mi afán de conocimiento, caí en las redes del afamado lingüista Noam Chomsky y sus “Estados Fallidos”. Mamotreto del que tengo una versión en castellano y un Audio Libro en, si no recuerdo mal, 7 Cds. Estas lecturas llegaron a mí incluso antes de que el Coronel Chávez decidiera humillarse en público diciendo que le hubiera gustado conocer al difunto Chomsky, cuando Mr. Chomsky, para el solaz disfrute de unos y el amargo disgusto de otros, sigue, a pesar de sus canas y sus discursos, vivito y dando guerra.
La Prosa de Chomsky, llena de referencias continuas a hechos, declaraciones y personajes reales, parece demoledora y ayuda a que los lectores comamos cuento y nos convirtamos en ciegos feligreses de sus doctrinas. Sin embargo, debo admitir que, mientras leía y regurgitaba sus teorías de la conspiración, empecé a descubrir los trucos tendenciosos de su lírica manipuladora. Creo que, uno de los que mejor llega a desenmascarar a Chomsky es Daniel Rodríguez Herrera en su artículo: Cómo Miente Chomsky (http://www.liberalismo.org/articulo/406/14/miente/chomsky/). NOTA: hay un error en ese artículo cuando habla de la película Good Will Hunting, ya que en esa excelente producción a quien sacan a relucir es a Howard Zinn, del cual tengo el audiolibro “PEOPLE”s HITORY OF THE USA” leído magistralmente por Matt Damon. Zinn es otro autor radical muy interesante. Un humanista con perspectivas atractivas, aunque de tendencia más bien izquierdosa. Recomendable como lectura, no tanto como doctrina.

Si vas al link de Rodríguez Herrera, y ya que te encuentras en la vecindad de esa magnífica colección de artículos que es www.liberalismo.org, aprovecha y lee otra reseña de David Horowitz sobre la mente enferma de Chomsky (http://www.liberalismo.org/articulo/10/14/mente/enferma/noam/chomsky/ii/).
No digo que lo que escribe ese autor en el libro que mencionas, y que no he leído, sea no tenga datos reales, pero si te pido cierto escepticismo al leerlo y más al referirlo.

Sigamos…, John Hopkins (Confessions of an Economic Hitman). Cuanta gracia me hizo escuchar al Presidente Correa mencionar su libro en la entrevista que dio a Ecuavisa con Tania Tinoco y Espinosa de Los Monteros, sobre todo sabiendo que Mr. Hopkins llevaba mucho tiempo, tratando de recuperar notoriedad para mejorar las alicaídas ventas de su libro, exponiendo sus genuinos temores por la vida de Correa pronosticando futuros atentados disfrazados de accidentes en contra de nuestro valeroso Presidente.

Hace tiempo que, también en Audiolibro (me encanta ese formato porque me permite aprovechar el tiempo y avanzar con la lectura en los lugares más insospechados: mientras me ducho, haciendo ejercicio, en el carro, mientras me cortan el pelo, en fin, en cualquier parte, se lo recomiendo a cualquiera) escuché el famoso libro de Hopkins. También vi, posteriormente, entrevistas con él autor, sobre todo recuerdo una que me bajé de la web de democracy now. Sinceramente, el libro es muy entretenido pero no hace ninguna demostración verificable de las historietas que comenta. El supone que existen lo que él denomina “Chacales” que son una especie de asesinos a sueldo de las Agencias de Inteligencia Estadounidenses, dispuestos a perpetrar magnicidios disimulados como accidentes por un puñado de dólares. Como prueba irrefutable, nos habla del caso de Omar Torrijos (Panamá) y de “su amigo” Jaime Roldós (Ecuador) fallecidos en accidentes aéreos de los cuales él dice no tener ninguna duda (aunque no presenta más pruebas que su convencimiento) de que, en realidad, ambos sucesos fueron la consecuencia de una acción directa de los Chacales esos. Como historieta a lo James Bond es intrigante y entretenida, pero su novelesca exposición no debe ser tomada como base de nada más que sus propias divagaciones.
El famoso asunto de la Editorial, lejos de ser una prueba de intento de ocultación de testimonios irrefutables, no es más que una decisión de negocios de un editor en base a que lo denunciado por Hopkins no disponía de pruebas contrastadas más allá de su propio testimonio, y éste, como te digo, sólo basado en lo que él cree que pasó (ni siquiera dice ser testigo directo del asunto). Supongo que esa editorial prefirió no meterse en posibles demandas y líos legales, a parte de, a lo mejor, no creer en las posibilidades estrictamente comerciales del libro (que finalmente tampoco fueron nada del otro mundo).

En cualquier caso, no estoy de acuerdo con que se limite la propiedad de los medios de comunicación impidiendo que ciertas personas puedan pertenecer a su accionariado. Los medios privados son empresas como cualquier otra y es el público, con sus audiencias, quien decide cuales tendrán éxito o no. Si un medio se dedica repetitivamente a falsear groseramente la verdad, difícilmente conservará niveles de audiencia suficientes como para seguir existiendo. Si alguien decide utilizar su patrimonio para publicar un periódico en el que se dedica con ahínco a demostrar que la tierra es plana, es su problema y el de los lectores que compren el periódico y asuman lo publicado como verdades incuestionables. Es irrelevante si ese alguien es Fidel Egas o Fabricio Correa. No entiendo por qué se les ha de prohibir invertir en un sector o en otro.

La autocensura en los medios privados tampoco es un tema que me preocupe. Yo sé que en Teleamazonas nunca sacarán a la luz una información que pudiera perjudicar al Banco del Pichincha, y que antes veremos a Bin Laden comiendo sanduches de Chancho en Manhattan que ver a ETV Telerama criticar al Grupo Eljuri, lo admito y vivo con ello tranquilamente. Soy el que decide, con mi control remoto, si quiero que me cuenten pamplinas o información contrastada. En cualquier caso, es el dinero de esos particulares el que se arriesga con el éxito o el fracaso de esos medios de comunicación ; sin embargo, el asunto de los medios del Estado (Ecuador TV, El Telégrafo) es diferente. Ahí si, sin pedirme autorización, el Gobierno usa mi dinero para financiar la difusión de doctrinas tendenciosas y, a mi entender, deplorables, de muy mal gusto y vomitivas en muchos casos, pero siempre pro-oficialistas. Si Pierina Correa decidiera invertir su patrimonio (sin importar de dónde lo hubiera obtenido) para financiar El Telégrafo y difundir el ideario de AP a aquellos que decidieran comprarlo, me parecería perfecto y respetable, así las ideas difundidas pertenezcan al ámbito de lo absurdo y nos enrumben, en caso de aplicarse, al negrísimo pozo de la miseria neochavista. Qué hagan exactamente lo mismo con el dinero que genera mi trabajo diario y que yo podría dedicarlo a mejorar la educación de mis hijos, me molesta y mucho.

Tienes razón al puntualizar que la ley no es nueva, lo que sí es nuevo es el plazo para la enajenación y, por supuesto, la hipocresía de declararse abiertamente defensores de los ciudadanos y promulgar leyes contradictorias con el principio de igualdad de derechos.

El caso Filanbanco me provoca tanto asco como a ti, principalmente porque la solución era dejarlo quebrar y obligar a que los accionistas cubrieran las pérdidas y los depósitos, cosa que podrían haber hecho fácilmente cuando vendieron el Republic National Bank de Miami por $600 millones a los pocos meses de haberse producido la intervención del Estado. Una vez que se metieron a gestionar el banco, hacer extravagantes fusiones con La Previsora y otros inventos, subieron el switch del ventilador de lodo y complicaron el caso hasta que no lo pudo reconocer ni la madre que lo parió.

Confiemos en el poder desde la periferia que nos concede el internet. No seas pesimista. El mero hecho de que estemos discutiendo esto a vista y paciencia de quien desee verlo, es una prueba de que vamos por el buen camino.

Seguiremos en contacto.
Gracias por tu post.

Juan Montalvo dijo...

Perdón por el error. El autor de Economic Hitman es John Perkins, no Hopkins (hace algún tiempo que´escuché el audiolibro y me dejé llevar por tu anotación del nombre, mea culpa), y aunque tengo el libro de Estados Fallidos y no era tan grueso, el que tengo en audiolibro en 7 CDs es Hegemony of Survival. En cualquier caso, el comentario es idéntico, una vez hecha la corrección.

Melquisidec dijo...

Esta perfecto!!!
Que prohiban tambien en la constitucion que Fabricio Correa tome los subcontratos en construccion de las obras del Estado y que prohiban a Vinicio Alvarado tener empresas de marketing

Juan Montalvo dijo...

Gracias por tu comentario Melquisidec,
Cuando las leyes, como muchos de los documetos legales que hace este gobierno, se redactan desde el revanchismo y siempre con dedicatoria, se convierten en preceptos discriminatorios. Parece que la Patria seguro que no es de todos, algunos son mas todos que otros.

Fabricio Tedel dijo...

"Daniel Rodríguez Herrera" te soy sincero, yo lo he leído, aunque tampoco muy a fondo, pero a breves rasgos he de decir que coincido basatante con él cuando escribe sobre economía, pero cuando habla de política creo que se estrella contra la pared.

Justo que tomaron la frase que puse de "socializar las pérdidas, privatizar las ganancias"; yo la tomo de dos autores, la dijo alguna vez Chomsky el anarcosocialista y Rothbard el anarcocapitalista.

A propósito de Chomsky prefiero estos análisis, ewntre ambos se logra una visión más equilibrada, creo yo

http://www.lewrockwell.com/wall/wall26.html (que se encuentra incluída en su propia página http://www.chomsky.info/onchomsky/20040817.htm)

http://mises.org/article.aspx?Id=1132

Quiero hablar sobre la banca y los medios pero no tengo tiempo por hoy.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con melquisidec, si no quermos banqueros duenos de medios de comunicacion, peor politicos o familiares de politicos haciendo negocios con el estado o prestando sus medios para fines electorales. Muy bueno el blog. Pregunta al bloguero: que programa usas para la voz de los audios? Felicitaciones

José María León Cabrera dijo...

Estimado Juan Montalvo,

Tengo una crítica: me parece que eres muy condescendiente con la gente de tu línea ideológica y muy drástico con los de la orilla contraria.

Eso podría empantanar el proceso dialéctico que nos llevará algún día a encontrar la verdad, a través de las ciencias del conocimiento.

Me parece que el libro de Perkins -sorry por el lapsus- sería un novelesco relato, aislado y de poco mérito si no existiera otra información de otras fuentes que apuntan en la misma dirección. El ex agente Philippe Agee es apenas una muestra. Ni qué decir del excepcional (y difícil de encontrar, por lo menos en el Ecuador) libro "El Pez es Rojo" de los investigadores estadounidenses Warren Hinkel y William Turner. Ni qué decir del detallado "Quienes mataron a Roldós?" de Jaime Galarza, a quien no creo que sea suficiente argumento para desacreditar el hecho de que sea comunista.

En ese contexto, el libro de Perkins no es carente de todo mérito.

Sobre Chomsky, bueno, creo que Chomsky se defiende solo. Pero sobre el artículo del señor Rodríguez Herrera me parece que peca de lo que la mayoría de la ciencia peca muchas veces que es tratar de acomodarse para defender su agenda política y desacreditar la contraria.

Se nota, a las claras, el tono despectivo del artículo al referirse al "ícono izquierdista" y no quiero entrar en una discusión sobre el contenido de sus ejemplos para desacreditar a Chomsky en especial sobre su cacareado "antisionismo" que es el portaestandarte de todo aquel que u odia a Chomsky o por lo menos se disgusta con lo que él escribe.

Me parece curioso y sin querer generalizar, pero es algo que vengo notando, es que el que desacredita a Chomsky por sus fuentes, jamás pondría en duda siquiera las de Hungtinton y viceversa.

Es como el cuento del antiamericanismo. Los fervientes defensores de la teoría de que los EEUU son los culpables de todo en el mundo jamás aceptarían que su teoría podría adolecer de antiamericanismo irracional pero los defensores de la otra tendencia jamás reconocerán su anti antiamericanismo irracional.

Eso nos deja en posiciones, respecto del conocimiento por lo menos, dudosas y poco estables.

Yo, que trato de ser lo más objetivo posible, nunca me lleno de ideas de los unos o los otros pero el libro al que específicamente me refiero contiene datos muy específicos.

Sobre el tema de medios y grandes corporatocracias, fuese muy sencillo que al ciudadano se le presente la opción de "si no te gusta apaga" porque en la práctica no es así. Ya por el hecho de que en Teleamazonas pasen, por ejemplo, los partidos de Barcelona existe ya un gancho sentimental para unir al ciudadano de a pie con el medio. Poco a poco los medios han ido acaparando los espacios y distribuyen el bien más valorado de nuestro tiempo: la información. Si la presentan matizada y sesgada, entonces cada vez será más difícil apagarla o cambiar de canal cuando ella nos presenta lo que queremos tener, ser, ver.

Es un reflejo de esa ruptura entre lo que la sociedad nos pone como meta y la imposibilidad de alcanzarla, volviendo a Merton.

Sin embargo, habrá que depositar la fe en nosotros mismos, que nos damos un tiempo para tratar de filtrar lo menos posible la información y presentarla lo menos trabajada posible, ¿o no?

Saludos,

JM

Juan Montalvo dijo...

Hola José María,
Voy a ser corto en mi respuesta. Me encuentro de viaje por motivos de trabajo y no dispongo de tanto tiempo para conectarme.
No sé de dónde sacas que soy condescendiente con la gente de mi supuesta línea ideológica (¿por cierto, quienes son? No distingo a ninguno en el panorama político ecuatoriano, apenas vislumbro la presencia de algunos valientes en uno que otro blog con los cuales me podría sentir medianamente identificado); pero reconozco que soy duro con los que defienden la supremacía del Estado sobre el individuo. No creo que eso me impida acercarme a la verdad, que siempre tendrá matices, pero si existe algo que realmente me incomoda son las tibiezas, las medias tintas y la vulgaridad de aquellos que por arrimarse a una posición de corrección política no son capaces de mantener un esquema de valores coherente y racional. Como ejemplo, el post sobre el que discutimos: resulta políticamente incorrecto tomar una postura de aparente defensa del poderoso sector de la banca, es mucho más sencillo adoptar la pose del defensor de los desprotegidos. Sin embargo, en este caso, es incoherente luchar por una igualdad de derechos, y a la vez quitárselos a un grupo de personas, por muy privilegiados que estos nos parezcan. No puedo defender esa postura, no necesito atacarla, pero cuando presencio comportamientos donde se presume de ser un paladín de la justicia cometiendo injusticias, me siento obligado a desenmascarar esas actitudes.
Voy a preparar un post sobre los aspectos positivos del Presidente Correa, no por intentar aparentar neutralidad de opinión, que no la tengo ni presumo de tenerla, faltaría más, sino porque sinceramente pienso que es un ser humano con extraordinarias cualidades. Lástima que las utilice casi todas para llevarnos por el camino de la miseria.
A los medios no les pido tampoco neutralidad, pertenecen a personas con todo el derecho de tener una ideología y difundirla: ya lo comenté antes, si Pierina Correa decide gastar su patrimonio en hacer un periódico para demostrarnos que la tierra es plana porque cree en ello con todas sus fuerzas, es su derecho, ahora, con respecto a los medios estatales, que no entiendo muy bien para que existen si siempre se someten al poder del Gobierno de turno, al estar financiados con el dinero de todos, si solicito que se de cabida a todas las opiniones de forma obligatoria, ya que los recursos que manejan provienen de ecuatorianos con todo tipo de ideología.
Con respecto a Chomsky, y ya me tengo que ir, sólo te pedí un cierto escepticismo a la hora de usarlo como fuente, no que todo lo que este Sr. Diga sea falso, ni por supuesto, verdades infalibles.
Saludos

Juan Montalvo dijo...

Estimado anónimo,
Muchas gracias por su post. El software que uso se llama SpeakAloud junto con el programa Loquendo (que es el que tiene las voces en si). Busca en Youtube TextAloud+loquendo si quieres saber como conseguir dichos programas y como usarlos. Ambos programas son excelentes inversiones si deseas adquirirlos (aunque si son cariñositos en el costo), pero merecen la pena. A mí me sirven para “leer” (escuchar) al mes entre 6 y 10 libros de unas 250 páginas c/u, sin dejar de hacer otras actividades.
Espero que te sirva el consejo.

Gracias de nuevo por tu post

Saulo Ariel dijo...

Saludos: Enhorabuena por el foro.Ya ni siquiera la posibilidad de escribir con libertad en internet tenemos. Generalmente escribía en los foros de Radio La Luna. Pero lo muy hijos del Correa cierran el negocio, cada vez que les da la regalada gana.
Bien Juanete, por el foro. Yo también, a pesar de mis limitados conocimientos de la red, acabo de abrir mi blog, si tienen ciuriosidad se llama: www.sauloarielibrexpresion.blogspot.com
Un gusto. Ahí se ven.

Juan Montalvo dijo...

Estimado Saulo,
Muchas gracias por los cumplidos. Confiemos en que las peludas zarpas del oficialismo no nos alcancen en la red. Bienvenido al obsesivo pero fascinante mundo del Bloggeo. Me daré un tiempito para visitar tu bitácora hoy. La mera audacia de abrir una ya conquista mis respetos y admiración.

Related Posts with Thumbnails